Teléfono (55) 2114-8572

Teléfono (55) 5694-0574 / (55) 2611-9622

Email

Facebook

Messenger

Ruímica Lab, S.A. de C.V.

Una mascota hermosa comienza
con un cabello sano y cuidado

Mascota cabello sano y cuidado

SimbioTéc

SimbioTéc

Protector y regenerador de la flora intestinal. Promotor de la respuesta inmunológica. Coadyuvante en el tratamiento de la sintomatología de enfermedades gastrointestinales. Adicionado con vitaminas y minerales como suplemento.

Presentación:

  • Caja con 20 sobres de 1g.

Vía de administración

  • Oral

 

 Comprar

  Descargar Ficha Técnica

 

 

Especies

Caninos y Felinos.

Dosis

Con base a la situación en que se encuentre la mascota y su tamaño, las dosis a seguir son las siguientes:

Dosis

Uso

Agregar la dosis recomendada de SimbioTéc al alimento en seco de la mascota. Si se agrega al alimento húmedo, asegurarse que la mascota lo consuma inmediatamente.
Administrar de 2 a 3 horas antes o después de la aplicación de antibióticos. En caso de un cambio de alimentación o una situación de estrés prevista (viajes largos, cambios de domicilio, visitas al veterinario, extraños en casa, etc.) iniciar administración 3 días antes.

Importante

  • Uso veterinario exclusivamente.
  • Suspenda su uso en caso de presentar molestias.
  • Manténgase siempre cerrado en un lugar fresco, seco, protegido de la luz y fuera del alcance de los niños.

SimbioTéc está indicado en mascotas (perros y gatos) para  proteger y regenerar la microbiota intestinal dañada a consecuencia de infecciones bacterianas en el tracto gastrointestinal, por uso de antibióticos u otros medicamentos, situaciones  de estrés o cambios de alimentación, etc.

SimbioTéc ayuda a prevenir la aparición de infecciones gastrointestinales oportunistas, ayudando también a disminuir su sintomatología, promover y fortalecer la respuesta inmunológica, evitar una descompensación en caso de un cambio brusco de alimentación o una situación de estrés (cambio de domicilio, visitas al veterinario, viajes prolongados, extraños en casa.)

Indicado también para el mantenimiento de una microbiota sana en caso de uso prolongado de antibióticos o para conservar una microbiota equilibrada.

Finalmente, puede ser usado como tratamiento en caso de encontrarse con una mascota con el microbiota gastrointestinal lesionada, enfermedades gastrointestinales crónicas o que pasó por un tratamiento prolongado y/o agresivo de antibióticos, disminuye la sintomatología causada por una intoxicación alimenticia, contribuyendo así a su pronta recuperación y mejorando la salud de la mascota.

Su uso es seguro en hembras gestantes, lactantes y cachorros en el periodo de transición de lactodependencia al alimento solido (destete) favoreciendo el microbiota gastrointestinal benéfica y fortaleciendo su sistema inmunológico, nervioso, circulatorio y visual, gracias a los vitaminas y minerales que componen SimbioTéc.

  • Contiene 6 cepas de microorganismos probióticos que colonizan el tracto intestinal, mejorando la digestión, promoviendo una respuesta inmunológica y evitando la proliferación de bacterias patógenas oportunistas.
  • Los prebióticos contenidos promueven el crecimiento de probióticos por sobre las bacterias patógenas e inhiben la adhesión de bacterias patógenas al tracto intestinal
  • Los extractos naturales de cúrcuma, jengibre y clorofila coadyuvan a aliviar la sintomatología de reacciones alérgicas y espasmos gastrointestinales, promoverán la cicatrización de la mucosa intestinal dañada creando además un entorno hostil contra bacterias patógenas.
  • Con vitaminas y minerales como suplemento para una correcta nutrición.
  • Contiene taurina indispensable para el organismo de perros y gatos.
  • Incluye Omegas 3 y 6, esenciales para el cuerpo.

Probióticos

Los productos probióticos son aquellos que contienen microorganismos viables en número suficiente para alterar el comportamiento de la microbiota (por implantación o colonización) del huésped ejerciendo un efecto benéfico a la salud del mismo.

Para que un organismo se considere probiótico debe presentar resistencia al pH gástrico bajo, adherencia a la mucosa intestinal, capacidad para reproducirse y colonizar el colon, actividad contra microorganismos patógenos y modulación del sistema inmunitario. Asimismo, no debe producir efectos patógenos, tóxicos, mutágenos ni cancerígenos.

Estos microorganismos compiten por el alimento y el espacio disponible. Al formar ácido láctico (entre otros) en el proceso de fermentación de los azúcares, acidifican el medio intestinal, frenando el crecimiento de organismos patógenos; de esta manera, se crea un medio hostil para las bacterias patógenas impidiéndoles crecer.

Lactobacillus paracasei paracasei y Lactobacillus acidophilus

Todas las cepas de estos grupos producen ácido láctico a partir de carbohidratos como: manosa, sacarosa, trehalosa, celobiosa, fructosa, galactosa, adonitol y ribosa.

Al llevar a cabo su metabolismo, modulan la microbiota intestinal y disminuyen la translocación bacteriana (movimiento de bacterias del tracto intestinal a los ganglios linfáticos mesentéricos y a otros órganos extraintestinales) contribuyendo a estabilizar la barrera intestinal, impidiendo así el paso de endotoxinas. El consumo de estos M.O. junto con Bifidobacterium animalis spp. lactis en sujetos colonizados con H. pylori disminuyó la actividad ureasa, indicando una reducción del patógeno en el estómago, aumentando también la eficiencia del tratamiento antibiótico en sujetos colonizados por el patógeno.

Bifidobacterium animalis spp. Lactis

Estudios clínicos mostraron que reduce el tiempo de tránsito colónico, sin afectar la masa bacteriana fecal ni los ácidos biliares secundarios, su consumo mejoró la distensión abdominal (hinchazón) en pacientes que padecían de síndrome de intestino irritable. Por otra parte, estudios en animales indican que previene el desarrollo de lesiones preneoplásicas de tumor colónico y disminuye actividades enzimáticas pro carcinogénicas de la microbiota colónica. Además, las propiedades inmunoestimulantes tanto local como sistemáticas han sido confirmadas en varios estudios.

Lactobacillus Bulgaricus

Cepa capaz de eliminar a ciertas bacterias in Vitro, gracias a la producción de bacteriocinas (sustancias que funcionan como antibióticos). Su ingesta desplaza a bacterias como Clostridium. Se ha reportado que proporciona protección en diarrea asociada a antibióticos, diarreas por Rotavirus y Clostridium difficile. También se ha visto que es capaz de reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa e interviene en la prevención de la enterocolitis necrotizante (inflamación del colon).
Asimismo, durante su proceso de fermentación produce ácidos grasos de cadena corta que proveen energía, contribuyendo en la producción de enzimas digestivas, de tal forma que ayudan a la absorción de metabolitos como vitaminas y minerales esenciales.

Modula la respuesta inmune, aumentando la secreción de IgA en el epitelio intestinal y estimulando la producción de citoquinas que conllevan a la activación de macrófagos locales.

Bifidobacterium Breve

Estudios comprobaron su capacidad de inhibición de crecimiento de patógenos en el intestino como bacterias del género Enterobacteriaceae y E. Coli, incluyendo además coliformes. En adición a esta actividad antimicrobiana, las cepas bacterianas no poseen una resistencia a antibióticos transmisible. También ha sido capaz de estimular la deshidrogenasa mitocondrial de macrófagos y de la producción de IL-6, ligada a una sobreactivación de macrófagos y células epiteliales en condiciones de inflamación.

Saccharomyces boulardii

Su administración reduce significativamente la mortalidad a causa de colitis provocada por Clostridium difficile en animales inoculados con el patógeno, verificándose además la ausencia de lesiones en la mucosa intestinal y colónica en animales que estaban protegidos. Su método de acción impide la unión de la bacteria patógena al tracto intestinal y estimula la producción de antitoxina. También se ha encontrado su efecto estimulante de disacaridasas y la fosfatasa alcalina, enzimas que participan en la digestión de nutrientes y que generalmente se altera cuando se producen desórdenes intestinales agudos y crónicos.

Asimismo, en otro estudio realizado, se encontró que esta levadura libera una leucina aminopeptidasa hacia el medio endoluminal, la cual refuerza la proteólisis de pequeños péptidos aminoterminales. Es gracias a este mecanismo que se puede reducir la alergenicidad a las proteínas en la dieta, especialmente después de una gastroenteritis aguda.

Otro efecto que se ha documentado es la liberación endoluminal durante el catabolismo de la levadura de poliaminas como espermina y espermidina, las cuales son sustancias que tienen un efecto trófico en la mucosa intestinal (función del organismo vinculado a la nutrición, el desarrollo y la conservación de un tejido), pudiendo tener importantes implicaciones clínicas en la maduración de las células intestinales.

Finalmente, se ha reportado un efecto antiinflamatorio sobre las células intestinales cuando estas están expuestas a las toxina A de Clostridium difficile, quedando así un antecedente para estudios clínicos en el tratamiento de enfermedades intestinales inflamatorias.

Prebióticos

Ingrediente alimentario no digerible que afecta de forma benéfica al huésped por estimular selectivamente el crecimiento y/o actividad de uno o más número limitado de bacterias en el colon”. Para que un ingrediente o alimento pueda considerarse como prebiótico debe cumplir una serie de requisitos tales como:

I. No ser hidrolizado o absorbido en el tracto gastrointestinal (TGI) superior (esófago, estómago y duodeno) y por lo tanto, ser resistente a la acidez gástrica, a la hidrólisis por enzimas digestivas y no absorberse en el intestino delgado
II. Ser consumido selectivamente por bacterias beneficiosas de la microbiota intestinal
III. Ser capaz de inducir efectos fisiológicos beneficiosos para la salud.

Fructooligosacáridos

Los fructooligosacáridos (FOS) son oligosacáridos que se obtienen por hidrólisis de la inulina presente en productos vegetales. Actualmente está aceptado que los FOS no se degradan ni se absorben en el tracto gastrointestinal superior de tal forma que llegan intactos al colon donde son metabolizados por la microbiota intestinal, ya que se han puesto de manifiesto que los FOS favorecen el crecimiento de bifidobacterias y lactobacilos disminuyendo el de bacteroides y clostridios. Una vez que esta sustancia es fermentada por probióticos, es liberada al medio en forma de ácidos grasos de cadena corta, fundamentalmente acético, propiónico y butírico. Asimismo, la liberación de estas sustancias (principalmente el ácido butírico) constituye la principal fuente de energía para el epitelio intestinal, regulando el crecimiento y diferenciación celular. De igual manera el huésped aprovecha estas sustancias obteniendo energía (ácido acético) y aprovechándolas en la regulación de rutas metabólicas (el ácido propiónico actúa en la regulación del metabolismo del colesterol).

Al ser administrados en perros se observó un aumento de bifidobacterias y lactobacterias con una ligera disminución de Clostridia spp. En gatos, se observó un aumento de la cantidad de lactobacilos y una reducción significante de Clostridia y Escherichia coli. Otro estudio con perros, se observó un aumento de la digestibilidad de la materia seca.

Mananoligosacáridos

Azúcares complejos derivados de la pared celular externa de la levadura Saccharomyces cerevisiae. Como su nombre lo indica, contienen manano, un azúcar reconocido por ciertas bacterias durante los procesos de adhesión a la pared celular. Este proceso de reconocimiento está presente en muchas cepas de carácter patógeno general, como E. coli y Salmonella sp. De tal forma que, al adherirse este compuesto a los receptores del patógeno evita la adhesión del mismo al tracto intestinal, evitando el establecimiento de la patogénesis bacteriana en el intestino. Así, se previenen infecciones bacterianas a través de mecanismos diferentes a los antibióticos, impidiendo el desarrollo de resistencia por parte de los patógenos.

Por otra parte, los MOS han demostrado modular el sistema inmune reduciendo la incidencia de enfermedades respiratorias y otras infecciones que se acentúan en períodos de estrés ambiental. Los MOS estimulan la actividad macrófaga cuando se exponen directamente a macrófagos, en un sistema in vitro, o cuando se otorgan como parte del alimento a los animales.

Se ha reportado también un aumento en la concentración de IgA en bilis e IgG en plasma. Además esta sustancia ha demostrado mejorar la integridad de la mucosa intestinal, evitando la translocación bacteriana y preservando la capacidad de absorber nutrientes.

Extractos en polvo de plantas

Clorofila.

La clorofila ayuda al organismo a depurar las células y combatir infecciones; disminuye la presión arterial, estimula la producción de glóbulos rojos y la producción de hemoglobina, mejorando la oxigenación y la irrigación del corazón  y de otros órganos vitales. La abundancia de oxígeno favorece la desintoxicación del organismo. Se ha demostrado que su consumo ayuda a prevenir efectos nocivos de la exposición a la radiación. A su vez la clorofila es capaz de unirse con los metales pesados de las células y favorecer su eliminación. Favorece también la limpieza del colon y la proliferación de la microbiota bacteriana intestinal, evitando graves enfermedades, como el cáncer.

Tiene propiedades antibacterianas gracias a que al aumentar el oxígeno, las bacterias anaeróbicas no pueden reproducirse ya que el ambiente se vuelve poco favorable para su crecimiento; confiriendo también una actividad estimulante del sistema inmunológico.

Todo el sistema digestivo se ve beneficiado por el consumo de clorofila, además ayuda a descomponer los cálculos de oxalato cálcico para su mejor eliminación, que son creados por nuestro organismo con el propósito de neutralizar y eliminar el exceso de ácido.

La clorofila es anticancerígena, ya que ayuda a eliminar toxinas que ingresan a nuestro organismo a través de los alimentos; Su alto contenido en vitaminas A, E y C, la convierten en un potente antioxidante y también un efectivo antiinflamatorio.

Por último se ha demostrado también su acción bactericida contra Staphylococcus aureus, Bacillus subtilis, Escherichia coli, Salmonella typhi y Pseudomonas aeroginosa.

Extracto en polvo de raíz de Cúrcuma.

Esta planta ha sido utilizada en multitud de sistemas de medicina tradicional para aliviar problemas gástricos como antinflamatorio. Los responsables de la bioactividad de la cúrcuma son los curcuminoides, especialmente la curcumina.

Se ha comprobado científicamente su poderosa acción antimicrobiana, inhibiendo el crecimiento de bacterias patógenas, virus y hongos (incluyendo Candida albicans, Candida kruseii y Candida parasilosis).

En el sistema digestivo juega un papel en la protección gastrointestinal: se ha visto que inhibe la activación de varios factores de transcripción de los intestinos. Ha sido utilizada también de forma tradicional frente a gastritis o acidez ya que ayuda a aumentar la producción de mucosa y protege las paredes del estómago. También estimula el flujo biliar hacia el intestino, lo cual mejora la digestión de las grasas de la dieta.

Extracto en polvo de Jengibre.

Entre las aplicaciones científicamente comprobadas de este producto está la supresión de las contracciones gástricas. Los gingeroles y los shogaoles tienen efecto sedante, antipirético, analgésico e hipotensor y reducen la actividad intestinal.

Además de favorecer la absorción de nutrientes en el organismo, ayuda a mitigar los dolores abdominales. Previene del estreñimiento, reduce los gases intestinales y una propicia óptima digestión. Es muy útil para combatir infecciones bacterianas intestinales.

La taurina es un aminoácido de gran importancia en el organismo de nuestras mascotas ya que interviene en la formación de bilis, importante para la digestión y absorción de grasas y vitaminas solubles, en la función cardiaca, en la función cerebral y sistema nervioso para la liberación de neurotransmisores, en la función inmunitaria, en el funcionamiento de los ojos y en la reproducción en las hembras y crecimiento del feto.

En el caso de los gatos es necesario incluirla en su dieta ya que ellos no pueden sintetizar a partir de otros aminoácidos la cantidad de taurina necesaria para cubrir sus necesidades. Una deficiencia de taurina puede ser perjudicial para la salud de un felino, pudiendo producir ceguera, problemas del corazón o de crecimiento y deficiencias en el sistema nervioso.

Los omegas 3 y 6, forman parte de las membranas de cada una de las células del cuerpo, regulan los procesos inflamatorios, influyen en el correcto funcionamiento de las plaquetas, la función visual y el sistema nervioso, contribuyen a reducir el exceso de triglicéridos y colesterol en sangre, mejoran el funcionamiento del sistema inmune, reducen la presión sanguínea, previenen enfermedades cardiovasculares, están relacionados con la salud de la piel y el pelo, etc.

Cada gramo contiene:

  • Probióticos Min 1 x 108 de UFC/g
  • Prebióticos 12.58%
  • Extractos de plantas 17%
  • Humedad MÁX 4%
  • Excipiente c.b.p 1g

 

Otros productos

 

 

 

 Regresar a la línea